Hobie el surfero

En California, en los años 60 y a ritmo de los Beach Boys, los surfistas montaban las olas sobre unas nuevas tablas de surf fabricadas por un joven estudiante llamado Hobart "Hobie" Alter. Pionero en el desarrollo de tablas de espuma y fibra de vidrio, sus tablas eran más ligeras y rápidas que ninguna. Para poder empezar tuvo que sacar el coche de su padre del garaje y montar ahí el taller, pero muy pronto, desbordado por la demanda de sus revolucionarias tablas, abrió su primera tienda.

Aquí vemos a Hobie en su época más surfera.



El joven Hobie tenía también el ojo puesto en el mundo de la vela, pero como buen surfero, no quería un simple barco a vela, quería un barco para montar sobre las olas. Así fue como nació el Hobie 14: un barco con el que poder surfear cerca de la playa y con el que además se podía salir a navegar como con un barco convencional. El pequeño barco de 14 pies revolucionaría para siempre el mundo de la vela.

Un auténtico HC14 de la época saltando una ola.

Poco después, en 1969 sacó al mercado el Hobie 16, que se convertiría en el catamarán más popular de todos los tiempos y también con el que más se compite en todo el mundo. Un barco diseñado para mejorar la experiencia del tiempo de ocio y de deporte y con el que sus afortunados propietarios disfrutan de lo que se ha dado en llamar "El Hobie Way of Life", que viene a ser una mezcla de diversión, espíritu de competición, camaradería y más diversión.

A Hobart Alter se le recuerda sobre todo por sus grandes avances en el mundo del surf, aunque su inquietud le llevó por otros caminos hasta diseños tan dispares como los ya mencionados HC14 y HC16, además del Hobie 33, un monocasco de muy bajo desplazamiento y... el Hobie Hawk, uno de los aeroplanos de radio control más exitosos que se han fabricado.

Si alguna vez, mientras navegabais en popa encima de una ola, os ha pasado por la cabeza la imagen de un surfero montado en su tabla, no es casualidad. Navegabais en una embarcación que fue diseñado por un hombre que quería surfear con su barco.